Estamos recibiendo muchísimas quejas por parte de clientas, porque han comprado unas fajas por internet y al recibirlas, no eran lo que habían pedido y después no les cogen el teléfono, ni contestan. Y nos llaman a nosotros pensando que somos quienes les hemos vendido esas fajas.
Desde DulceLife Original, comunicamos que no somos responsables de esas ventas.

Nuestra empresa apuesta por la transparencia a la hora de vender nuestros productos, siempre de alta calidad y ofreciendo a nuestros clientes, un trato personalizado y seguido de principio a fin.